Serie S

La serie S ofrece un tapón robusto, indicado para los vinos de exportación y vinos que pueden ser consumidos hasta 48 meses después de su embotellado.

Seguridad es la palabra que mejor define a la Serie S.